lunes, 15 de febrero de 2016

Electrocardiograma


El electrocardiograma (EKG) es el registro gráfico de la actividad eléctrica del corazón en un papel milimetrado que avanza a 25 mm/seg. Con el EKG se obtiene una gráfica que mide en la horizontal el tiempo y en la vertical el voltaje; así, cada mm. horizontal equivale a 0,04 seg y en la vertical a 0,1 milivoltio. En esta gráfica obtenemos una serie de deflexiones (variaciones hacia arriba o abajo en el EKG) que constituyen ondas cuya medida y voltaje normales son conocidos y se corresponden a los fenómenos eléctricos que suceden en el corazón.





Para obtener un EKG colocamos los cables del electrocardiógrafo del siguiente modo:
Miembros:
Según la regla nemotécnica RANA:

  • Electrodo rojo - R - en el brazo derecho.
  • Electrodo amarillo – A - en el brazo izquierdo.
  • Electrodo negro – N - en la pierna derecha.
  • Electrodo verde – A - en la pierna izquierda (esta última A se corresponde con el color verde).

Precordiales:

  • V1 (rojo): 4º esp. intercostal a la derecha del esternón.
  • V2 (amarillo): 4º esp. intercostal a la izquierda del esternón.
  • V3 (verde): punto medio entre V2 y V4.
  • V4 (marrón): 5º esp. intercostal, línea media clavicular.
  • V5 (negro): línea axilar anterior, a la altura de V4.
  • V6 (violeta): línea axilar media a la altura de V4.

En un EKG podemos ver las siguientes ondas.

  • Onda P: representa la contracción auricular( suele medir 2,5 mm).
  • Complejo QRS: representa la contracción ventricular. Se compone de:
                          Onda Q. Es la primera deflexión descendente.
                          Onda R. Es la primera deflexión ascendente.
                          Onda S. Primera deflexión descendente tras la Q.
  • Onda T: corresponde a la recuperación o repolarización ventricular.
  • Onda U: su origen es discutido; muchas veces no aparece en el EKG.
El EKG normal consta de 12 derivaciones que podemos dividir en dos grupos:


  • Derivaciones de miembros: DI, DII, DIII, AVR, AVL,AVF.

                             
  • Precordiales: DE V1 a V6.


ARRITMIAS.
El ritmo sinusal es el originado en el nodo sinusal, y se conduce por el Haz de Hiss. Según la frecuencia cardiaca podemos hablar de:
· TAQUICARDIA. Más de 100 latidos/minuto.

· BRADICARDIA. Menos de 60 lat/min
Siempre que el ritmo no sea estable (es decir, no exista la misma distancia entre los complejos y ondas del EKG) podemos decir que existe una arrítmia. Una forma sencilla de clasificar las arritmias es:
          RÁPIDAS:
              Fibrilación auricular. Muchos focos ectopicos auriculares producen estímulos que bombardean el nodo AV. En este se produce un cierto bloqueo, por lo que unos estímulos pasan al Haz de Hiss y otros no, produciendo un ritmo ventricular irregular. Durante la fibrilación las aurículas no se contraen de forma efectiva.

             Flutter o aleteo auricular. En un foco ectópico auricular, las aurículas descargan a 280/320 lat/min. pero se bloquean en el nodo AV 2 de cada 1, obteniendo una frecuencia final de unos 150 lat/min. El ritmo de los QRS es normal debido al bloqueo AV.
· taquicardia ventricular. Tres o más extras ventriculares con frecuencia de
100 a 250 lat/min.

              Fibrilación ventricular. Se debe a la pérdida de la actividad eléctrica sincrónica de las fibras ventriculares, dando lugar a una contracción totalmente anarquica del miocardio y a un fracaso hemodinámico. En el EKG aparece una irregularidad continua sin existir definición de QRS. Conduce al paciente a la muerte.

          LENTAS:
    Ritmo de la unión: con frecuencia de unos 40-60 lat/min (aunque puede comenzar a unos 130 lat/min.). No hay onda P precediendo al QRS.

       BLOQUEOS:
        Son causados por interrupciones al paso del impulso eléctrico a través del sistema de conducción eléctrica del corazón.
          Bloqueo A-V. Consiste en un alargamiento del P-R, cuya duración se hace mayor de 0,21 seg. Se clasifican en 3 grados:
  • Primer grado. El P-R tiene una duración mayor de 0,20 seg. y puede deberse a isquemia por debajo del Haz de Hiss.

  • Segundo grado. Son necesarias 2 ó 3 ondas P para producir un complejo QRS. Puede ser de dos tipos:   
                      Mobitz I o fenómeno de Wenckebach. El espacio P-R se va alargando progresivamente hasta que falla un QRS.

                      Mobitz II. Falla un complejo QRS sin alargamiento previo del espacio P-R.

  • Tercer grado o completo. No hay paso de ningún estímulo eléctrico desde el nodo sinusal al nodo AV, por lo que la frecuencia auricular y ventricular son independientes.


      En los bloqueos cardíacos de 2º y 3er grado se pueden producir paradas ventriculares con una duración variable entre unos pocos segundos y 2 minutos, lo que ocasiona al paciente una lipotimia (a este fenómeno se le denomina crisis de Stokes- Adams.

ACTIVIDAD ELÉCTRICA POST-MORTEM.
         A menudo, después de cesar la acción cardíaca efectiva, siguen apareciendo complejos QRS lentos y anchos. Algunas veces el ritmo de esos latidos es regular y puede persistir por un tiempo sorprendentemente largo.
         Esto causa a menudo confusión, pues clínicamente la reanimación ha fallado y todavía, aparentemente, el corazón sigue latiendo.
         Los complejos eléctricos, sin embargo, no se asocian con ninguna acción de bomba de los ventrículos y representan la descarga eléctrica de un foco residual, fuertemente anóxico, del músculo ventricular.

1 comentario:

  1. Hola !!
    He conocido la pagina a través del concurso de los Premios 20Blogs de La Blogoteca.
    Un blog realmente interesante por cierto, ha sido toda una sorpresa, mi enhorabuena !! y ya tienes un nuevo lector !!
    Aprovecho la ocasión para invitarte a pasar por mi blog participante por si puedes darme algún empujoncito o simplemente quieres visitarlo:
    "Licencias de Apertura y Actividad"
    http://lablogoteca.20minutos.es/licencias-de-apertura-y-actividad-53669/0/
    o
    www.madridlicencias.com

    Suerte y gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...